v

LA GERONTOLOGÍA UNA REALIDAD EN COLOMBIA

Teniendo en cuenta los resultados en la Encuesta Nacional SABE (Salud, Bienestar y Envejecimiento en Colombia) realizada por el Ministerio de la Salud y Protección Social, Colciencias, universidad del Caldas, es importante resaltar algunos aspectos tales como: El 83,9 por ciento de los cuidadores son mujeres que no cotizan a fondos de pensión y cuyo promedio de edad oscila entre los 49 años, quiénes cuidan de los adultos mayores son por lo general los hijos (61 por ciento), seguidos de los cónyuges (10 por ciento), nietos, padres, hermanos (14 por ciento) y un (15 por ciento) de cuidadores que no tiene ningún lazo de consanguinidad como son:

Casas para el cuidado de adultos mayores, hogares gerontológicos públicos y privados entre otros. Con relación a la sexualidad el 50% de las personas mayores afirma que la sexualidad es muy importante en sus vidas, cambiando la mirada errónea tradicional que afirma que los adultos mayores pierden la sexualidad por el hecho de ser personas mayores. Con respecto a la pregunta “si ellos se sienten viejos” manifestaron que los “viejos son los otros”, “que ellos se sienten discriminados, excluidos y manifiestan que se presenta una elevada falta de respeto por el hecho de ser adultos mayores y una pérdida de valores de la sociedad”. Esta percepción es generalizada e independiente del estrato social, la edad o el sitio de residencia, la vejez no se aprende por testimonio, sino por vivencias, la experiencia de la vejez es única y por tanto no es transferible, no se expresa, simplemente se vive.

articulo gerontologia en Colombia

Es importante darle una mirada a la realidad innegable del fenómeno del envejecimiento demográfico que está presente en nuestro país, haciéndose importante el trabajo desde la gerontología; cabe resaltar las palabras del escritor Jacques Laforet en su libro clásico Introducción a la Gerontología donde resalta la importancia, “que para ser un buen gerontólogo basta con ser humano”. Ya que se trabaja con los diferentes grupos poblacionales humanos del curso de la vida, y que el gerontólogo no solo es un profesional para trabajar en la etapa de la vejez, adulto mayor o anciano,  sino que su  formación integral, interdisciplinaria y multidimensional le permite trabajar con otras edades, para apostarle a una cultura positiva y activa del envejecimiento y la vejez, donde su formación por excelencia  se caracteriza precisamente por poseer un alto componente humanístico  y un trato  epistemológico  de la  gerontología a profundidad.

 

WILMAR COMBA A.
  GERONTÓLOGO